jueves, 18 de agosto de 2016

Guías y utilidades para mejorar la privacidad en Windows 10

Esta colección busca mejorar la privacidad -y a veces el rendimiento, como efecto colateral- de los equipos con Windows 10 instalado. Las guías y páginas web indicadas no siempre repiten acciones con respecto a las utilidades recomendadas, así pues, no está de más revisarlas y aplicarlas cuando corresponda.

Es necesario señalar que las utilidades no son excluyentes entre sí (algunas tienen particularidades o cubren efectos distintos, y las hay tanto especializadas en un solo aspecto como del tipo todo-en-uno), de forma que será beneficioso iniciar todas las posibles de la lista indicada. Esta redundancia de acciones busca tapar huecos y no es perjudicial para la actividad del equipo o sistema operativo siempre que se encuentre funcionando estable y correctamente.

Se recomienda hacer funcionar y activar todas las utilidades posibles, dentro de las preferencias decididas, tras cada actualización importante de Windows 10. E idealmente después de cada actualización que requiera reiniciar el sistema operativo.
El motivo es que Microsoft suele reajustar a fábrica muchas de las configuraciones de privacidad y funcionalidades más publicitadas -como puedan ser Cortana o Windows Defender- tras cada actualización de cierta relevancia, por tanto los cambios se pierden. Y Microsoft no informa sobre qué restaura y qué conserva.

Recuerde que la política de Microsoft en estos aspectos nunca es pedir permiso antes de activar (opt-in) o desactivar de forma predeterminada, sino permitir -que no ofrecer- una desactivación opcional (opt-out) en el mejor de los casos.


Windows 10 y el cortafuegos: una alianza ineludible (e injustificable)

¿Sabía que desactivar el servicio de cortafuegos (denominado "MpsSvc") en Windows 10 vuelve inutilizable el sistema operativo hasta tal punto que no podrá, por ejemplo, instalar nuevas tipografías (ficheros .TTF y similares) o cualquier navegador que use no descargará algunos contenidos indispensables para visualizar correctamente las páginas web? ¿O que también perjudicará -o deshabilitará- el funcionamiento del botón de inicio, el de Cortana y el de las aplicaciones y la Tienda de Windows?

Microsoft ha determinado que el cortafuegos integrado es parte imprescindible, de funcionamiento obligatorio y varios aspectos -de todo punto sin relación con la seguridad perimetral en redes- fallarán al desactivarlo. Alguno de estos efectos colaterales ha supuesto cierto imprevisto, como, por ejemplo, que sin el servicio de cortafuegos desaparecen las actualizaciones automáticas. (1)

De cualquier modo, siempre se puede desactivar el cortafuegos sin necesidad de desactivar todo el servicio de cortafuegos. Los motivos pueden ser múltiples, los cuales son asunto de sus propios usuarios y sólo a ellos -o los administradores de sus sistemas- les acontece.
El modo de hacerlo es muy sencillo. En una consola con permisos elevados (2) ha de escribir lo siguiente: netsh advfirewall set AllProfiles state off. Para volver a reactivarlo, la línea es la misma pero con on en lugar de off.
Puede confirmar si el cambio ha tenido efecto iniciando, de igual modo, el comando: netsh advfirewall show allprofiles state.


Importante: Recuerde que el servicio de cortafuegos ("MpsSvc") y su motor de filtrado ("BFE") deben estar configurados en modo "Automático". El cortafuegos no se arrancará en "Manual" para muchas peticiones necesarias del sistema.

Aviso: Desde Windows 10 v.1703 no es posible deshabilitar ninguno de los dos servicios relacionados con el cortafuegos de Windows de manera común, puesto que incluso la cuenta de Administrador no tiene permisos suficientes.

______
(1) Actualizaciones que son obligatorias para la versión Home de Windows 10 — algo que muchos usuarios buscaban poder hacer para posponerlas. Pero éste no deja de ser el pequeño beneficio de un gran revés.
Siempre se puede deshabilitar temporalmente el servicio relacionado con Windows Update ("wuauserv") con idéntico efecto. Si no sabe deshabilitar un servicio no debería leer esto, pero en cualquier caso: Inicio > ejecutar / Win + r > services.msc > localice el servicio "Windows Update" > botón derecho y "Propiedades" > seleccione "Deshabilitado" y "Detener".
Es necesario recordar que Windows 10 dispone de tareas para el Programador de Tareas destinadas específicamente a resolver automáticamente problemas simples de los servicios principales (como por ejemplo "\Microsoft\Windows\UpdateOrchestrator\Schedule Scan"), por lo que las actualizaciones se reactivarán eventualmente (por lo común, al menos una vez al día).

(2) La forma rápida de mostrar una consola con permisos elevados es: Inicio > escribir "cmd" > poner el cursor del ratón sobre el elemento con el icono de consola [C:\_] > pulsar CTRL + MAYS y, sin soltarlas, hacer click sobre el ítem.